La vida de la aldea, de la sombra y del héroe. ¿Cuál es la tuya?

La vida de la aldea, de la sombra y del héroe. ¿Cuál es la tuya?

Nuestro paso por la vida puede tener distintas calidades, según nuestro nivel de conciencia. Sabemos que a cada etapa de la vida vamos a tener una perspectiva que cambia de acuerdo con las experiencias que hayamos vivido. Más allá de eso, estamos viviendo en una época de gran apertura de conciencia en modo general, lo que nos posibilita entrar en contacto con partes nuestras olvidadas desde hace mucho tiempo. Vamos a ver que hay 3 diferentes perspectivas de ver la vida y la forma de afrontar las situaciones en la vida:

Podemos vivir la vida de la aldea, es decir, vivir desde el ego: marcarnos objetivos, tener proyectos y vivir en función de ellos y de las acciones que debemos llevar a cabo para lograrlos…..Cuando vivimos desde el ego, creemos que debemos hacer cosas para lograr los objetivos, creemos que debemos hacer cosas para transformar nuestra vida, generamos expectativas todo el tiempo, nos instalamos en el hacer y en correr tras nuestros sueños pensando que nos darán felicidad. Y así nos pasamos la vida tras una quimera.

Otra forma de vivir la vida es desde la sombra, instalarnos en el sufrimiento, en el pensamiento negativo, en la creencia de que no es posible, todo sale mal, yo no valgo y necesito al otro para ser feliz y un montón de creencias que me van a impedir avanzar y que me van a dejar cada vez más enredado en mis creencias.

Sin embargo, hay un auténtico camino de transformación, un camino más allá del ego. Hay una forma de vivir y entender el camino desde la conexión con uno mismo comprendiendo de una forma profunda que la transformación no pasa por “hacer” sino por “ser”. Un ser/estar presente, conectado con uno mismo y al mismo tiempo conectado con lo que hay más allá de mi. Es en este estado generativo en el que todo es posible, todo acontece sin hacer nada, o tal vez haciendo todo: estar presente y conectado. Esta es la vida del héroe.

Cuando estamos presentes y conectados a nuestro centro, nuestro inconsciente y nuestro consciente convergen en una conexión donde se generan alternativas y soluciones que desde el ego, desde la cognición, no podemos ni imaginar. No significa que al héroe no le sucedan dificultades. El héroe vive dificultades pero no se queda “congelado” en ellas, el héroe las trasciende.

Y tú, ¿qué vida quieres vivir? La vida del erial, de la sombra; la vida de la aldea, del ego o ¿quieres vivir tu vida como un “héroe”?